Saber quienes somos, conocer nuestra Historia, entender nuestra época…

Tag archive

espiritualidad

Enseñanzas espirituales de la Hispania Céltica

en Blog/Cultura Celta/Espiritualidad por

Las culturas bárbaras  de la Edad del Hierro en Europa y más concretamente en la antigua Hispania, como ocurre en muchas ocasiones con las sociedades premordernas y ancestrales, pueden llegar a ser algo más que un mero objeto de estudio para los historiadores. En su concepción del Mundo, la vida y la muerte; aparecen con frecuencia perlas de sabiduría perenne que aún hoy día impelen al camino del auto conocimiento y la fuerza interior. Perlas que señalan una manera de afrontar la existencia que precisamente en los tiempos que corren, brillará por su ausencia. Siendo así… es más ahora que antes que quizás estemos necesitados de esa “antigua visión del Mundo”.

Es desde esta perspectiva que planteo aquí mis propios estudios de tesis doctoral trascendiendo así la mera divulgación histórica, y apuntando a ese horizonte de Tradición Perenne.

La ponencia se llevó acabo en las ya legendarias tertulias del profesor de la UCLM Fernando Ruíz de la Puerta en la librería toledana Hoja Blanca.

Ir a descargar

LA GRACIA SUFICIENTE Y LA VIA DEL HÉROE

en España/Espiritualidad por
LA GRACIA SUFICIENTE Y LA VÍA DEL HÉROE PARA LA FORJA

«No habrá un Dios que combata por aquellos que no estén en armas”

La editorial Eas publicó el breve e interesantísimo ensayo del tradicionalista Eduard Alcántara sobre la cuestión del fatalismo en la cosmovisión de la espiritualidad activa; tal como ésta queda formulada en la obra del maestro Julius Evola. El resultado es una obra tan concisa como clara en la que los andamiajes fundamentales de la Tradición Perenne, en su sentido más elevado, quedan subrayados y explicados. Tuvimos la suerte y el honor de prologar la obra y ahora recogemos dicho prólogo desde nuestro blog para compartirlo también desde nuestras redes.

“No existirá una condición externa en la cual no se pueda sin embargo estar activos”

En términos propios de la tradición española y haciéndonos eco de lo más elevado del pensamiento filosófico y teológico español del Siglo de Oro, diríamos que en lo que Alcántara ha recogido al tratar la cuestión de Evola y el fatalismo, se estaría señalando la problemática de lo que los escolásticos españoles llamaron el principio de “Gracia suficiente”…

La realidad de las posibilidades humanas para la “salvación” más allá de todo condicionamiento externo o interno; del  Mundo y el tiempo en el que se viva y de las propias miserias y debilidades del alma. El Hombre más allá de todo ello, más allá de todo designio de apariencia fatal, podría siempre y conforme a dicha “gracia suficiente y eficiente” y si sigue la ardua vía correspondiente, “salvarse”. Dicho esto conforme a la terminología propia del catolicismo si bien como veremos, no será la única que pueda señalarnos en esta dirección.

En cualquier caso debemos subrayar que lo se entra a considerar aquí, no es una cuestión menor, por erudita o extemporánea que pueda resultar a quien sea lego en temas de Espíritu y tradición sapiencial; pues en ella se cifra ciertamente el argumento mismo de la vida humana. Siendo entonces que a partir de ahí será posible saber del sentido o “sin sentido” de una época. También comprender el proceso histórico del nihilismo y el antídoto para éste…

En este sentido y conforme a la Tradición, entendida ésta en su sentido más perenne y supra histórico, el dilema y prueba del Hombre en el Mundo, ha sido siempre el mismo: Libertad o alienación… Esto es, la posibilidad de conforme a la presencia en el alma humana de la chispa misma del Espíritu y de la posibilidad de actualizar ésta y hacerla “Luz de lo Alto” en nosotros, llegar a conquistarnos, ser gobernantes de nosotros mismos y abrirnos las puertas a la Trascendencia. En frente y por el contrario, la negación de dicha chispa o de la posibilidad de su actualización, y la consideración del Hombre como un ser fatalmente condicionado y alienado  que nada puede frente a un horizonte de Trascendencia y conquista espiritual de su alma. Hombre al que entonces  sólo quedará o la “sumisión a la palabra revelada”, o la vida de espaldas a la Trascendencia y entregada a la materia.

La idea que se plantea así es que el compuesto humano no sólo poseerá una dimensión psicofísica, sino que además poseerá una dimensión espiritual. Tendrá entonces cuerpo (physis) y alma (psyché), pero también Espíritu (nous). Siendo dicho Espíritu la parte más central y elevada del sujeto, el Atman del Sanatana Dharma, también el “Intelecto Superior” o “Logos Divino” del platonismo. Este Espíritu no será sino la presencia misma de la “Luz de lo Alto” dentro nosotros.

Ahora, estando dicha “chispa divina” en el centro mismo de nuestra alma, se encontrará sin embargo en estado latencia, como disminuida o lesionada por la “encarnación”. Como una potencia dormida a la espera de despertar y actualizarse. Siendo entonces que el argumento de la vida no será otro que dicha actualización.

De dicha actualización o despertar del Espíritu en el alma, dependerá nuestra verdadera libertad, nuestra moksha o “Liberación”. Pues ésta nos llevará interiormente más allá de los condicionamientos de nuestro soporte psicofísico, y abundará en una conquista interior y gobierno de sí, en el que la mirada lúcida y despierta, el alma serena e imperturbable, y el ánimo libre y descondicionado,   nos hará autarcas a los que nada ni nadie de este Mundo podrá alienar.

En términos propios del esoterismo, hablaríamos de la “espiritualización de la materia”, horizonte por excelencia del Hombre de la Tradición. Horizonte que supone una labor de acción interior que tendrá su correlato en la acción exterior, en el propio Mundo, en el ámbito de la “materialización de Espíritu”. Esto es, el Solve et Coagula del Hermetismo. Ambos movimientos, hacia dentro y hacia fuera, bajo el signo de los conceptos tradicionales de la Iniciación y el Imperio. La Iniciación como la acción interior para la realización del Espíritu en nuestra alma. El Imperio como la acción exterior para la realización del Espíritu en el Mundo.

Todo ello a lo largo de un proceso milenario que constituye la historia misma del Hombre y en la que ningún alejamiento, negación u olvido del Espíritu, deja éste inhabilitado. Pues la “vía del Héroe” para la restitución del Hombre nunca queda cerrada. Tampoco la de la “restauración” del Regnum, la de la Recuperatio Imperii.

Y decimos vía del Héroe porque es una vía activa, de acción interior y exterior, no pasiva o mística. Es una vía de lucha, de batalla espiritual por la conquista de sí y el “Retorno del Rey”. Lucha que requiere de nosotros tanto las virtudes el sabio, como las virtudes del guerrero. Una “vía del Héroe” porque “no existirá una condición externa en la cual no se pueda sin embargo estar activos”, “ni habrá un Dios que combata por aquellos que no estén en armas”.

La vía está así siempre abierta a pesar “de la entrada” en el espacio/tiempo y el olvido que del Espíritu esto supone; y es mediante la acción interior y exterior, “la Iniciación y el Imperio”, que dicha vía puede recorrerse, no quedando supeditados fatalmente a ningún resultado pre establecido. No estamos abocados a nada. Ni para bien, ni para mal. No llegará “la parusía” por sí misma si previamente no la traemos nosotros (“no habrá un Dios que combata por aquellos que no estén en armas”), ni estamos irremediablemente alienados frente al despliegue de un horizonte puramente material (“no existirá una condición externa en la cual no se pueda sin embargo estar activos”).

***

Todo esto que venimos comentando, no es ni mucho menos el ejercicio ocioso de un pensar metafísico. Es por el contrario la clave de bóveda de un sentido superior y verdadero de vida y de civilización, y siendo así, es lo más revolucionario que puede plantearse para los tiempos que estamos viviendo.

Volvamos entonces la mirada a ese Siglo de oro que mencionábamos al comenzar este breve texto. Tomemos el Imperio Español no como punto de llegada de nuestra búsqueda, sino como punto de partida. Y reparemos entonces en lo que ocurrió y a lo que se enfrentó…

En la sala de batallas del Escorial, a un lado España luchando contra la teocracia islámica, y al otro luchando contra la Europa de la subversión y la herejía protestante:

El Islam, que niega “gracia suficiente” en el alma humana como para que ésta pueda por sí misma llegar a Dios, y que aboca así al Hombre a la “sumisión” al “Libro Revelado”. Sumisión que obviamente será la puerta hacia el integrismo y los “fanáticos de Dios”: “¡sólo el Corán!”, todo lo demás es blasfemia…

Y los protestantes, cuyo fruto maduro será finalmente y por la vía de la misma negación, el abocar el Hombre al cultivo de la riqueza material como único horizonte de sentido: Ya que frente a Dios nada podemos ni saber ni merecer, pues nada de su gracia tenemos, que sea el mundo material y su riqueza el horizonte final con el que cifrar la virtud del alma. La negación de la “gracia suficiente” que conduce al integrismo y el fanatismo religioso en el mundo islámico, en Europa nos volcará de mano de los protestantes y su “salvación por la riqueza”, a la civilización más materialista y nihilista de la Historia.

Integrismo y materialismo hijos ambos así y paradójicamente, de la misma negación y nihilismo: la negación de la “Gracia suficiente y eficiente”. Gracia que por el contrario defendió la España Imperial y puso sobre el tapete de la Historia europea tanto frente a la teocracia islámica, como frente al horizonte de materialismo al que finalmente nos abocaron Lutero y Calvino. Y es que si hay “Gracia suficiente”, si el “Fuego Secreto” por disminuido o latente que esté, no puede apagarse, la “vía del Héroe” siempre está abierta. Aun en plena medianoche del Mundo… Y entonces el más alto designio de la “Raza del Espíritu” puede llevarse a cabo y ningún designio fatal, lo determina inexorablemente. No estamos abocados así ni a la sumisión religiosa, ni al mero materialismo. La “Liberación” es cosa que está en nuestra mano y no en manos de la “sumisión” a la “Revelación”, como tampoco es cosa tan alejada de nosotros que no quede sino dejarla atrás para zambullirnos en el mero desarrollo materialista de la vida humana. Ambas vías están así desnortadas y faltan a nuestra más alta posibilidad, aunque hoy día sigan sin embargo luchando por la conquista del Mundo… Ya lo hicieron cuando el Imperio Español se enfrento a ambas. Y aún cuando en la paz de Vestfalia aquel Imperio fue derrotado, su lección quedó sin embargo para ser recogida como testigo hispánico de la “Tradición Eterna”. Para algún día ser reencontrada, aprendida y puesta en valor por sus herederos, como punto de partida para un renovado Despertar.

Siendo así bien está que un libro como éste sirva para inspirar entonces una verdadera alternativa, y frente a todo fatalismo, la  “Gracia suficiente” y la “vía del Héroe”, sean puestas en el frontispicio de nuestra Revolución…

 

La escena que allí se recoge es realidad la batalla de san Quintín, contra la Francia subversiva que desde tiempos de las Guerras Italianas y después con Francisco I, no tiene reparo de favorecer incluso a los turcos, con tal de afirmar su deriva “nacionalista”. La ruptura así del ecúmene de la cristiandad medieval y el ideal de Imperio, a través tanto de la subversión protestante, como del ascenso de las naciones. Subversión protestante y nacional que irán de la mano en lo que después será la guerra de los 80 años en Flandes, el apoyo de la Inglaterra anglicana a los protestantismos continentales, y la guerra de los 30 años en Alemania.

La paz de Vestfalia  con la que se podrá fin a este largo proceso de “guerras civiles” europeas por la preponderancia católica o protestante (que será también por la preponderancia del Imperio o la nación), dará la victoria al bando de la subversión. Siendo entonces que el ideal de unidad religiosa y política quedará derrotado. La Christianitas que continuó el ideal de Imperium de la Romanitas y que tuvo en la Hispanitas uno de sus máximos valedores, perdía la guerra; Europa se encaminaba definitivamente hacia la Modernidad contemporanea.

Este proceso en el que España se agotó luchando denodadamente contra las fuerzas de la subversión, tuvo sus inicios tanto en las 95 tesis de Lutero, como en la Francia de las Guerras Italianas.

El Héroe y la Magia: la tradición guerrera de la Hispania Céltica

en Cultura Celta/Espiritualidad por

Tuvimos el honor y el placer de con Jesús Callejo como maestro de ceremonias, presentar nuestro libro sobre el mundo céltico e indoeuropeo en la Hispania prerromana, en el Hotel de las Letras en Madrid, en plena Gran Vía. Una ocasión inolvidable llena de buenas sensaciones de la que no podemos si no estar enormemente agradecidos, tanto a los asistentes, como a Jesús, al Hotel, a Javier Sagardía, que estuvo al cargo de la organización de todo, y de por supuesto a nuestros amigos de “Divulgadores del Misterio”, que grabaron la presentación con el buen hacer que les caracteriza. Desde dicha grabación compartimos así la presentación en nuestro blog, dejando acá lo que sería la parte concreta de nuestra explicación y comentario al libro.

El Héroe y la Magia como paradigmas de una “Espiritualidad Activa” que no es sino el punto de partida para una verdadera regeneración espiritual de Europa y Occidente…

“El Héroe, está llamado a establecer un principio de Auctoritas. De no ser mero sujeto pasivo sobre el que superponen los procesos del Mundo, si no sujeto libre, interiormente descondicionado, que en virtud de ese entendimiento mágico de las cosas, es capaz de hacerlas suyas y “cabalgarlas”… Quedando así libre frente a toda alienación y haciendo de todas las cosas, oportunidad para el Espíritu. Dando también de este modo al curso mismo del Universo, orientación hacia la Trascendencia”.

No dejes de seguir a “Divulgadores del Misterio”. Esta es su web:

http://www.divulgadoresdelmisterio.net/

LA REGENERACIÓN ESPIRITUAL DE EUROPA Y OCCIDENTE

en Espiritualidad por

Al ingente e impresionante desarrollo económico técnico de la Modernidad, le ha acompañado una bancarrota espiritual que es ya, uno de los rasgos fundamentales del mal estar de nuestro tiempo. La vulgaridad, la necedad, la ofuscación, el fanatismo, la bajeza, el mal gusto, el sin sentido, la neurosis y el absurdo, se unen en un mismo crisol configurando una corriente de fondo que no por subterránea, deja de ser presente y característica de los tiempos modernos. Una suerte de “progreso decadente” en el que el éxito en la consecuención del bienestar material, propio de la esfera de lo “necesario”, parece haberse pagado con un vaciado total de la esfera de lo “importante”. Es decir, como si la consecución del horizonte del “tener” y sus demandas, lo hubiéramos comprado a costa de vaciar la esfera del “ser”, abocándonos así al nihilismo. Al “desierto espiritual” de la Modernidad…

Frente a esta situación, la búsqueda de una respuesta y alternativa nos lleva más allá de los horizontes de la política y acerca a los ámbitos de la religión. Allá donde al repensar la Modernidad, su origen y sentido último, encontramos un proceso de caída en la tensión y vivencia de lo espiritual que será tanto, la semilla del nihilismo que nos corroe, como la pista de cuál debe ser el punto de partida para remontar…

De todo ello, trata esta conferencia.

*Ponencia impartida en una celebración odinista llevada a cabo en España con motivo del equinoccio de primavera.

Ir a descargar

LA REGENERACIÓN ESPIRITUAL DE EUROPA Y OCCIDENTE

El Imperio Español frente al Nihilismo Moderno

en España por

¿Qué cosa fue el Imperio Español y qué significado tiene en la Historia de Europa? ¿Cuál era el fondo espiritual y ético que lo animaba? ¿Quiénes fueron sus enemigos y antagonistas y por qué? ¿Cuál la consecuencia de su derrota? Y sobre todo, más allá de su fin, qué luz pueden proyectar aún hoy día sobre el mundo contemporáneo para disipar la oscuridad nihilista de nuestro tiempo…

Conocer nuestra Historia ayuda a entender nuestra época, tanto en las luces que pudieron perderse en el camino y merece la pena actualizar, como en las sombras que pueden cernirse sobre nosotros y ofuscar nuestro camino.

Tomando entonces el Imperio Español y el Siglo de Oro como punto de partida que no de llegada, tratamos de ahondar en estas cuestiones encontrando aquí una palanca de dignidad y libertad, frente a la que todo el sin sentido y alienación moderna, se viene abajo como un castillo de naipes…

Ponencia impartida en las tertulias abiertas “Café para todos” de la Biblioteca de Castilla-La Mancha.

Alcazar de Toledo - El Imperio Español frente al Nihilismo Moderno

Ir a descargar

 

ARYA MARGA

en Blog/ORIENTACIONES ESPIRITUALES PARA JÓVENES CYMERIOS por
ORIENTACIONES ESPIRITUALES PARA JÓVENES CYMERIOS V: “ARYA MARGA”

ORIENTACIONES ESPIRITUALES PARA JÓVENES CYMERIOS V: “ARYA MARGA”

“De la “Raza del Espíritu” son aquellos que han aceptado una clase particular de cultura del ser y camino de vida… de práctica interna y externa orientada a la forja interior y la acción en el Mundo, conforme a un ideal de “Señorío y Nobleza”. Esto es, de superior libertad y gobierno de sí más allá de todo lo que nos aliena, envilece o adormece”…

El Arya Marga, el “sendero noble”, la vía que el Sanatana Dharma o “Tradición Eterna”, señaló como camino seguro hacia la auto realización y la Trascendencia. El más antiguo camino, el más puro, el primero…

Siguiendo las palabras del maestro Aurobindo sobre el sentido originario y auténtico de la arianidad[1], y respondiendo al origen supra histórico y en última instancia metafísico de dicha “tradición aria”, el “sendero noble” se nos mostrará como brújula y orientación cierta sobre el cómo vivir y qué llegar a ser. Una vía de forja interior y acción en el Mundo que bebe de fuentes primordiales y que hoy día sigue vigente, quizás ahora más que nunca, una vez arribamos al Kali Yuga…

Quienquiera que haga esa elección y siga ese camino, quienquiera que anhele subir de nivel en nivel para ascender a “las Cumbres del Espíritu”, sin dejarse amedrentar por el temor, sin desalentarse por el retraso o la derrota, sin amilanarse por la inmensidad, por la altura o la grandeza; aunque puedan parecer demasiado para nuestra inteligencia, fuerza o coraje… Ése, es el Hombre del Arya Marga, el Hombre del “Noble Sendero”. El “conquistador de sí mismo”, el único Hombre realmente Libre”…

*

De la “Raza del Espíritu” son aquellos que han aceptado una clase particular de cultura del ser y camino de vida… de práctica interna y externa orientada a la forja interior y la acción en el mundo, conforme a un ideal de “Señorío y Nobleza”. Esto es, de superior libertad y gobierno de sí más allá de todo lo que nos aliena, envilece o adormece

Forja en la que nuestra esencia más profunda, puesta en relación con el acontecer de la vida misma, nos va otorgando la oportunidad de crecer en poder y avanzar el camino, conduciéndonos paso a paso, hacia la conquista de nosotros mismos y de nuestra más alta posibilidad. Esa que la tradición sapiencial nos dice que está enraizada en los Cielos y llamada a dar fruto en la Tierra…

Todo ello genera un estilo propio que se cultiva y trabaja día a día, y que orienta la acción en el mundo de acuerdo a un ideal de Sabiduría y Honor. De valor, nobleza, disciplina, caballerosidad, presencia de ánimo y espíritu resuelto. Pero también de inteligencia, conciencia, lucidez, claridad, humildad, justicia, grandeza de alma y alegría… De saber ver, entender y actuar. De saber ser y saber estar en un ideal combinado que aúna las figuras paradigmáticas del “Druida” y del “Guerrero”. Siendo todo lo que nos conduce a encarnar dicho ideal “El camino de la Raza del Espíritu”, y todo lo que no aleja del mismo, la desviación que si no rectificamos y aprendemos la lección correspondiente, nos acaba convirtiendo en esclavos muchas veces inconscientes, de nuestra propia ofuscación o bajeza…

Aquel que “forje su alma y su vida” conforme a este ideal, por dentro y por fuera, en su propia persona y en su accionar en el Mundo, ése es el que está en el “buen camino”. Ese es el que puede llegar a ser quien está llamado a ser y puede más allá de las contingencias y miserias de la vida, ayudar a los demás a alcanzar el mismo ideal de Plenitud.

Y de poco más va la vida… para quien sabe de verdad que está vivo…

Pues Sabiduría es el conocimiento y elección de lo Mejor; de lo más noble, de lo que más nos hace crecer y eleva, de lo que más nos despierta, de lo más Verdadero…

Y Honor es determinación, lealtad, coraje, paso al frente y ánimo irreductible, en cumplir con el camino que la Sabiduría señala… Una y otra vez y a pesar de nuestras debilidades y zozobras. No cejando jamás en seguir el camino de “La Luz del Norte”…

“Quienquiera que haga esa elección y siga ese camino, quienquiera que anhele subir de nivel en nivel para ascender a “las Cumbres”, sin temer a nada, sin desalentarse por el retraso o la derrota, sin amilanarse por la inmensidad porque es demasiado vasta para su inteligencia, ni por la altura porque es demasiado encumbrada para su ánimo, ni por su grandeza porque es demasiado inmensa para su fuerza y coraje”… Ése es el Hombre de la “Raza del Espíritu”.

“El paladín de los Cielos en la Tierra”, el “Héroe que vencerá al Dragón y liberará el Reino”…

“Intrínsecamente, en su sentido más fundamental, “āryamārga” significa un esfuerzo, un levantarse, una superación… Una lucha y victoria frente a todo lo que dentro y fuera de nosotros, se opone al avance del Espíritu en el alma humana”.

La “autoconquista” es así la primera ley de su naturaleza y la llamada que va inserta en el centro de su alma… No consintiendo en dejarse con indolencia en brazos sin rumbo de la inercia, la rutina muerta, la torpeza, la pereza, la desidia, lo ordinario y lo banal…   Ni tampoco en manos de la agitación, de la voracidad, de lo febril, de lo insomne, del ansia, del miedo… “El Hombre de la Raza del Espíritu” no consiente así las cadenas y busca siempre en todo la verdad, en todo lo correcto, en todo lo alto y libre.

“La autoperfección es el objetivo de su autoconquista y por lo tanto, lo que él conquista no destruye, sino que ennoblece y consuma. Él sabe que el cuerpo, la vida y la mente, le son dados para alcanzar algo más elevado… Pero también que lo Más Elevado no el algo ajeno al mundo, sino que es aquí y ahora

El “ Hombre de la Raza del Espíritu” se desborda así sobre el Mundo en una vida hecha de misión, tarea, encuentro, amistad, amor, alegría, conocimiento… “No ahorrándose ningún esfuerzo mental o físico, ya sea para buscar lo Más Elevado, ya sea para servirlo. No evitando ninguna dificultad ni dejándose vencer por la fatiga. Luchando siempre por la venida del “Reino” dentro de sí y en el Mundo”…

La encarnación del Espíritu será en definitiva la encarnación de la Luz de la sabiduría y la conciencia, y del Calor del valor y el amor. Luz y Calor que serán expresión simbólica del Espíritu y que el Arya Marga nos impele a encarnar. De manera acuciante y sin dudar, como si el sentido mismo de la vida, del ser o no ser, dependiera de ello…

*

La “tradición aria” señalará así a nuestra persona y a nuestra vida, como una “lucha” por encarnar dicha Luz y Calor, que serán a su vez coraje, fuerza interior y Libertad… La Libertad de quien se conquista a sí mismo. De quien se descondiciona de su inconsciencia, ignorancia, ofuscación, miedo, estupidez, desvarió o bajeza… De quien se afirma en su ser más íntimo frente a todo “el ruido” del Mundo y de la mente, y se mantiene firme más allá de todo miedo, de toda estupidez, de toda ignominia, de toda esclavitud

Valientes, entregados y despreocupados, sin más horizonte ni camino que la “Luz del Norte”. Así nos quiere el Arya Marga, con Grandeza de alma y ligeros de corazón.

Con Pureza, Autenticidad y Épica.

La Pureza de quien todo lo hace sin querer ni esperar nada a cambio. De quien libera su actuar de todo interés particular y sólo busca en la acción, la expresión de la Luz y el Calor del Espíritu.

Autenticidad de quien sabe que el camino es arduo… De quien sin complejos ni dramas sabe que tiene debilidades y miedos, cicatrices y “mochila”, que todo el mundo también las tiene y que eso hace parte de la vida; pero que no pasa nada… porque se está en marcha, porque la conquista de uno mismo se gana día a día y ése, es el argumento de la vida…

Y Épica… la épica de dar lo mejor de sí mismos y afrontar el camino con determinación y alegría, dispuestos a sobreponernos a todo. A vencer al final a todo aunque caigamos cientos de veces. Porque no nos rendiremos jamás. Porque nos afirmaremos en la Verdad frente a toda estupidez u ofuscación que nos pueda alienar o encadenar, y lo haremos una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez… Sin claudicar jamás.

Todo ello en un mundo que ha arribado al “Reino del Nihilismo” y que no es sino desierto, ruido y ruinas. Pero que no nos amedrantará o dejará inermes, pues haciendo de la necesidad virtud y del veneno elixir, “cabalgaremos el tigre” del Fin del Mundo; convirtiendo la “Noche” en oportunidad y el “Reino del Nihilismo”, en escenario de un renovado “despertar”

Y esta “forja interior” será la simiente y origen de “la espada” que cortará el nudo gordiano del Kali Yuga… de la acción en el mundo que es verdaderamente transformadora, pues está enraizada en la Verdad y es la “política” más honda, ambiciosa y a su vez realista, que se pueda contemplar. La única que de verdad, puede “cambiar el Mundo”…

Pero esta “Revolución y Restauración” empieza ahora, en nosotros, que debemos convertirnos en el “Guerrero Espiritual”. En nosotros mismos y en nuestras vidas. En todo lo que hagamos. En nuestra vida personal y en nuestra vida pública o profesional. Hacia dentro y hacia fuera. Encarnándolo y a su vez dando testimonio y “haciendo apostolado”, en un propósito de vida que supera las medianías de toda aspiración burguesa de vida feliz y próspera. De todo proyecto “moderno” de humanidad…

Unas líneas estas quizás tan sencillas y claras para quien está dentro, como vagas u ociosas para quien está fuera.

Pero la “Raza del Espíritu” es la que está dentro… Y su “camino” siempre fue éste. Expresado de diferentes maneras a lo largo de los siglos pero siempre en la misma dirección. Siempre conforme a la “La Luz del Norte”. También hoy, en la Medianoche del Mundo. Recorrerlo es lo único que importa. Lo demás puede ser necesario, pero no es lo Importante

[1] Texto elaborado a partir de un artículo de Sri Aurobindo sobre el “Arya Marga”.

La Vía de la Mano Izquierda: Revolución

en Blog por

“Revolución” significa literalmente “volver al Origen”…

Y en el Origen está el Espíritu, como un Fuego Secreto que sostiene el Mundo y que desde el centro del alma humana, nos convoca a recorrer el Camino del Guerrero… Nos llama a emprender la más importante las luchas: la lucha por la conquista de nosotros mismos.

No habrá así nada más revolucionario que volver a hacer de dicho Camino el “argumento de la vida” y el fundamento de la sociedad.

Esa es la verdadera revolución y antídoto frente a la Edad Oscura. Pues solo es fuerte quien se vence a sí mismo y solo es libre, quien se libera del peor de los tiranos, quien se libera de su propia estupidez…

 

Y siendo ya horas avanzadas de la Medianoche del Mundo, la opción no será otra que “Cabalgar Tigre” y seguir la Vía de la Mano Izquierda. Hacer del propio Mundo Moderno oportunidad para un nuevo despertar. Ni volver atrás ni seguir ahondando en donde estamos, sino poner en marcha una nueva etapa en la que los propios resortes de nuestro tiempo, serán aprovechados para decantar justo lo contrario. Para alumbrar un tipo humano antitético a la decadencia moderna. Haciendo del “Reino del Nihilismo” no el escenario de una humanidad sin esperanza, sino la “Tierra Baldía” de la prueba del Héroe. El campo de batalla que el corazón del guerrero anhela para poder forjarse en la aventura y dando lo mejor de sí mismo, propiciar el “Retorno del Espíritu”…

EL RETORNO DEL ESPÍRITU

En todo Hombre hay dos polos que pugnan por dar forma y orientación a su alma. Es de mano del propio Hombre que una de esos polos termina por prevalecer…

Son el polo del Espíritu y el polo del Nihilismo.

Nuestra época es la del Reino del Nihilismo. La de la caída en la ignorancia, la ofuscación, el miedo y la esclavitud.

Sin embargo, esta será también la época de la Forja. La de la preparación de un Nuevo hombre para un Nuevo tiempo.

Un Hombre que mirará de nuevo más allá de la vida mundana y que hará del Espíritu la corriente central de su Ser; y de la Trascendencia, el Origen y Destino de su singladura vital.

Un Hombre por forjar y que es en sí mismo el sentido de toda verdadera lucha una vez arribamos a la Edad Oscura.

Su presencia entre nosotros será el anuncio de una Revolución como nunca antes vieron los ojos del los Hombres…

Sea esta humilde obra que aquí presentamos, una llamada a dicha labor. Siembra, anuncio y profecía de la Revolución de la Raza del Espíritu.

 

Ir a descargar

La Vía de la Mano Izquierda: La Edad Oscura

en Espiritualidad/Relatos por

Nuestra era es la de la Edad Oscura, ésa que profetizada por la Tradición ha perdido el anclaje con el Reino del Espíritu y vive perdida en los cenagales de la materia, las bajezas del alma y los engranajes de la técnica.

Ha sido un largo camino en el que nos ha traído hasta aquí, un largo camino en el que conforme progresábamos en el dominio y comprensión material del Mundo, declinábamos cada vez en la comprensión y dominio de nuestra propia alma. Hasta tal punto ha sido así, que ya nada del pasado puede servirnos de corriente viva del Espíritu y el mundo de la tradición no queda, sino como ruinas inspiradoras que señalando un camino, no pueden sin embargo acompañarnos en su recorrido…

Estamos así en un tiempo como nunca antes existió…Una época en la que a la deriva del Hombre hacia el oscurecimiento del alma y el Mundo, no se le puede contraponer una tradición viva que expresión auténtica del Espíritu, permita enderezar el rumbo.

Sin embargo no todo está perdido y ciertamente nada hay que temer, si se está dispuesto a luchar…

La Luz de lo Alto no se aparta y está perenne en el centro de nuestra alma como una fuente inagotable de sabiduría y fuerza. Es tiempo así de sabiéndonos inspirar por las ruinas del pasado pero sin depender de ellas, conectar con dicho centro de nuestro Ser, para forjando a la “Raza del Espíritu” en plena Medianoche del Mundo, convertirnos en vanguardia, de un Nuevo Amanecer.

EL RETORNO DEL ESPÍRITU

En todo Hombre hay dos polos que pugnan por dar forma y orientación a su alma. Es de mano del propio Hombre que una de esos polos termina por prevalecer…

Son el polo del Espíritu y el polo del Nihilismo.

Nuestra época es la del Reino del Nihilismo. La de la caída en la ignorancia, la ofuscación, el miedo y la esclavitud.

Sin embargo, esta será también la época de la Forja. La de la preparación de un Nuevo hombre para un Nuevo tiempo.

Un Hombre que mirará de nuevo más allá de la vida mundana y que hará del Espíritu la corriente central de su Ser; y de la Trascendencia, el Origen y Destino de su singladura vital.

Un Hombre por forjar y que es en sí mismo el sentido de toda verdadera lucha una vez arribamos a la Edad Oscura.

Su presencia entre nosotros será el anuncio de una Revolución como nunca antes vieron los ojos del los Hombres…

Sea esta humilde obra que aquí presentamos, una llamada a dicha labor. Siembra, anuncio y profecía de la Revolución de la Raza del Espíritu.

Ir a descargar

 

EL GUERRERO: LA ESPADA

en Espiritualidad/Relatos por

¿Qué es el Hombre?…
El Hombre es una semilla del Espíritu en proceso de crecimiento y maduración.
Un potencial y capacidad profunda, radicada en el centro del alma, para la Sabiduría, la Fuerza y la Libertad.

Para movilizar de dicho potencial, el camino no es otro que perseverar todos los días en vivir más y más en la Lucidez y la Inteligencia, el Coraje y el Espíritu Combativo, la presencia de ánimo y la Serenidad, la Grandeza de Alma y el Valor.
De nuestro Centro, como un manantial inagotable, como una Llama Imperecedera, surgen una Luz y una Fuerza que más allá del carácter trágico de la existencia humana, pueden sostenernos, día tras día, aún a pesar de nuestras debilidades y errores.

Volvamos entonces a dicho Centro. Él es lo que somos verdaderamente. Nuestra fuente primera, nuestra raíz originaria, nuestra fortaleza segura… La Espada invencible que rompe las cadenas, de la propia esclavitud…

EL RETORNO DEL ESPÍRITU

En todo Hombre hay dos polos que pugnan por dar forma y orientación a su alma. Es de mano del propio Hombre que una de esos polos termina por prevalecer…

Son el polo del Espíritu y el polo del Nihilismo.

Nuestra época es la del Reino del Nihilismo. La de la caída en la ignorancia, la ofuscación, el miedo y la esclavitud.

Sin embargo, esta será también la época de la Forja. La de la preparación de un Nuevo hombre para un Nuevo tiempo.

Un Hombre que mirará de nuevo más allá de la vida mundana y que hará del Espíritu la corriente central de su Ser; y de la Trascendencia, el Origen y Destino de su singladura vital.

Un Hombre por forjar y que es en sí mismo el sentido de toda verdadera lucha una vez arribamos a la Edad Oscura.

Su presencia entre nosotros será el anuncio de una Revolución como nunca antes vieron los ojos del los Hombres…

Sea esta humilde obra que aquí presentamos, una llamada a dicha labor. Siembra, anuncio y profecía de la Revolución de la Raza del Espíritu.

Ir a descargar

 

EL GUERRERO: LA TRADICIÓN

en Espiritualidad/Relatos por

Este es el mensaje de la Tradición: que el Espíritu está en nosotros. En la parte más central y profunda del alma. Que hay una honda raíz en ti de la que surgen todas las facultades elevadas del ser Humano, como líneas que brotan de un mismo centro y ramas que surgen de un mismo árbol.

No hay ni puedo haber así más que una verdadera Religión, y ésta no es otra que despertar al Espíritu.

Despertar al Espíritu que es despertar a la Lucidez, la Inteligencia y la Conciencia. Despertar al Espíritu que es despertar a la Fuerza Interior, el Coraje y el Honor. Despertar al Espíritu que es despertar al Ánimo Resuelto, la Alegría de vivir y a la Autenticidad. Despertar al Espíritu que es despertar en definitiva a la Libertad y morir para siempre a la ignorancia, la ofuscación y el miedo.

Este es el mensaje de la Tradición. Eternamente a nuestro lado, siempre presente, esperando para ser, escuchado de nuevo…

EL RETORNO DEL ESPÍRITU

En todo Hombre hay dos polos que pugnan por dar forma y orientación a su alma. Es de mano del propio Hombre que una de esos polos termina por prevalecer…

Son el polo del Espíritu y el polo del Nihilismo.

Nuestra época es la del Reino del Nihilismo. La de la caída en la ignorancia, la ofuscación, el miedo y la esclavitud.

Sin embargo, esta será también la época de la Forja. La de la preparación de un Nuevo hombre para un Nuevo tiempo.

Un Hombre que mirará de nuevo más allá de la vida mundana y que hará del Espíritu la corriente central de su Ser; y de la Trascendencia, el Origen y Destino de su singladura vital.

Un Hombre por forjar y que es en sí mismo el sentido de toda verdadera lucha una vez arribamos a la Edad Oscura.

Su presencia entre nosotros será el anuncio de una Revolución como nunca antes vieron los ojos del los Hombres…

Sea esta humilde obra que aquí presentamos, una llamada a dicha labor. Siembra, anuncio y profecía de la Revolución de la Raza del Espíritu.

Ir a descargar

 

Ir Arriba